Cataratas de Iguazú / Iguazu Falls

No hay palabras para describir cómo te sientes y qué significa interiormente estar viendo un espectáculo tan inceíble de la Naturaleza como son las Cataratas de Iguazú. Te sientes afortunada y a la vez chiquitita, diminuta ante semejante belleza. Esta falla geológica producida entre el río Paraná y el río Iguazú se originó en el enclave llamado “Hito de las  3 Fronteras” es decir, un lugar dónde coinciden las lindes limítrofes de tres países: Argentina, Brasil y Paraguay.

Entre 160 y 260 saltos o cascadas componen esta recién estrenada Nueva Maravilla de la Naturaleza del Mundo siendo la más alta e imponente la denominada “Garganta del Diablo”, una catarata de 80 mts de altitud, ahí es ná la cosa, jeje . Hace un par de años que tuve la suerte de poder ir y todavía hoy, cuando recuerdo y veo los vídeos y fotografías no puedo evitar que se me ponga la piel de gallina. Nos hicieron falta 2 días para poder visitarlas. Hicimos noche en Foz de Iguazú y desde allí nos movimos en transporte público para ir el primer día a visitar las cataratas en su vertiente brasileña, y el segundo día del lado argentino, efectivamente, con marca en el pasaporte incluida de “cambio de país” 😀 (una auténtico paso fronterizo de película).

Y lo cierto esque … poco mas creo que puedo decir,  tan solo, PASEN Y VEAN 🙂 :

Primer día, Cataratas Iguazú Brasil.  Este primer día de conexión con las cataratas fue especial, ¡por fin estábamos allí!. Además pudimos disfrutar de un “paseo en helicóptero” desde dónde las vistas , como podéis imaginar, impresionaban el doble y además, pudimos avistar la pasarela que acerca a los visitantes a la Garganta del Diablo, pasarela que atravesaríamos al día siguiente :

Segundo día, Cataratas Iguazú Argentina. Escogimos el Sendero Verde para adentrarnos a pie por el parque. Luego hicimos el Circuito Superior y el Inferior para rematar con la Garganta del Diablo. Fijaros qué postales, así, nada mas empezar el paseo:

Circuito Superior..

… Circuito Inferior. Esas barquitas que veis en la segunda foto es un servicio adicional que puedes alquilar una vez dentro y que te acercan a las faldas de  garganta del diablo ¡una auténtica locura! Como podéis ver en la última foto, las pasarelas te acercan mucho muchísimo a las cataratas, y lo cierto es que no te puedes resistir a ir hasta el final y empaparte, ¡menos mal que que íbamos bien preparados y resguardados 😀 !! :

Y por fin, la Garganta del Diablo. A través de un último recorrido lineal de unos 2km, llegas a lo que parece el fin del mundo. Es algo para vivirlo, contemplarlo y sentirlo. El ruido ensordecedor de tanta y tanta agua cayendo a tus pies, el vapor de agua envolviendote, es algo IMPRESIONANTE. Es un buen lugar para replantearte muchas cosas, almenos para mi fue así, cerrar los ojos y pensar y sentir y saber qué es lo que quieres y lo que te hace sentir bien.

Más allá de tanta grandeza natural y de la “ruta turística” a la que te ves inmerso para poder ver de cerca las cataratas, Iguazú esconde mucho más, hay toda una historia que envuelve la provincia de Misiones a la que pertenece este enclave (y a la que espero poder algún día volver para poder visitar más en profundidad), y que no hay que dejar de lado. Podéis encontrar información de todo ello aquí.

Este viaje a Brasil me regaló muchos y muy gratos momentos y recuerdos. Lo realizamos en una muy grata compañía, unos grandes amigos que nos llevaron de la mano por muchos lugares y nos facilitaron el alojamiento en gran parte de los días que estuvimos allí. Un sueño hecho realidad para todos, un viaje para nunca olvidar.

¡Hasta Pronto!

0 Comments

  1. Esther

    Responder

    ¡¡¡Qué pasada!!! Lo que más me ha sorprendido es que pertenezca a 3 países, poner una parte del cuerpo en cada uno jejeje 🙂 Por lo que veo, el arcoiris debe ser perenne… ay quién pudiera!

    Saludos,
    Esther

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: